Archivo del sitio

Martín Luis Guzmán. Entre el águila y la serpiente: Entre el

Formato: Paperback

Idioma: 3

Formato: PDF / Kindle / ePub

Tamaño: 10.01 MB

Descarga de formatos: PDF

De los derechos de la v�ctima o del ofendido: I. El Estado de acuerdo con los intereses p�blicos internos y los principios de reciprocidad, podr�, a juicio de la Secretar�a de Relaciones, conceder autorizaci�n a los Estados extranjeros para que adquieran, en el lugar permanente de la residencia de los Poderes Federales, la propiedad privada de bienes inmuebles necesarios para el servicio directo de sus embajadas o legaciones. Realizar c�pula con persona menor de doce a�os de edad o con persona que no tenga la capacidad de comprender el significado del hecho o por cualquier causa no pueda resistirlo; o 3.

Publicado en: Libertad y seguridad

Derechos humanos (Biblioteca Jurídica Porrúa)

Formato: Paperback

Idioma: 3

Formato: PDF / Kindle / ePub

Tamaño: 5.87 MB

Descarga de formatos: PDF

Con este gesto el hombre intenta forzar su l�mite de criatura, desafiando a Dios, su �nico Se�or y fuente de la vida. La violencia ataca a todos sin discriminación alguna. Art. 58.- La prestación del seguro general obligatorio será responsabilidad del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, entidad autónoma dirigida por un organismo técnico administrativo, integrado tripartita y paritariamente por representantes de asegurados, empleadores y Estado, quienes serán designados de acuerdo con la ley.

Publicado en: Libertad y seguridad

Justicia como equidad, la (Estado Y Sociedad (paidos))

Formato: Paperback

Idioma: 3

Formato: PDF / Kindle / ePub

Tamaño: 5.59 MB

Descarga de formatos: PDF

Es derecho de toda persona y comunidad interactuar entre culturas y participar en una sociedad que aprende. Cuando se vive con sentido moral, la econom�a se realiza como prestaci�n de un servicio rec�proco, mediante la producci�n de bienes y servicios �tiles al crecimiento de cada uno, y se convierte para cada hombre en una oportunidad de vivir la solidaridad y la vocaci�n a la � comuni�n con los dem�s hombres, para lo cual fue creado por Dios �.698 El esfuerzo de concebir y realizar proyectos econ�mico-sociales capaces de favorecer una sociedad m�s justa y un mundo m�s humano representa un desaf�o dif�cil, pero tambi�n un deber estimulante, para todos los agentes econ�micos y para quienes se dedican a las ciencias econ�micas.699 334 Objeto de la econom�a es la formaci�n de la riqueza y su incremento progresivo, en t�rminos no s�lo cuantitativos, sino cualitativos: todo lo cual es moralmente correcto si est� orientado al desarrollo global y solidario del hombre y de la sociedad en la que vive y trabaja.

Publicado en: Libertad y seguridad

Por Qué El Decrecimiento (El rojo y el negro)

Formato: Paperback

Idioma: 3

Formato: PDF / Kindle / ePub

Tamaño: 11.17 MB

Descarga de formatos: PDF

Sin perjuicio de ello y conforme los reglamentos que se dicten, el interno podr� adquirir o recibir alimentos de sus familiares o visitantes. En vez de ser inmutable y por tanto predecible, el derecho se vuelve flexible e impredecible. Estos tribunales serán los únicos competentes para la calificación, tramitación y resolución de los conflictos. 14. El interno podr� proponer peritos especialistas a su cargo, que estar�n facultados para presentar su propio informe. Reconocer este proceso de formaci�n de las sociedades modernas a trav�s de esta dualidad hombre-ciudadano permite tambi�n a los individuos moverse entre la raz�n y la ciencia, en tanto que la libertad se proyecte como un valor contingente del aqu� y ahora necesarios para su realizaci�n, con cuya acci�n se puedan calificar los atributos y funciones de las instituciones p�blicas bajo nuevos par�metros, como lo ser� considerar la racionalidad limitada en los actos de los l�deres de los Estados y las naciones.

Publicado en: Libertad y seguridad

¡Indignaos! (Imago Mundi)

Formato: Paperback

Idioma: 3

Formato: PDF / Kindle / ePub

Tamaño: 8.51 MB

Descarga de formatos: PDF

Mt 6,25.31.34): el hombre preocupado y agitado por muchas cosas, corre el peligro de descuidar el Reino de Dios y su justicia (cf. ¿Qué es la Constitución Política? ¿Qué es la Constitución Política? El (la) Secretario (a) de la Familia tendr� las facultades y poderes necesarios y convenientes para poner en vigor las disposiciones y lograr los prop�sitos de esta Ley. Quizá una de las innovaciones más significativas de este instrumento legal sea la doble penalidad establecida para varios tipos delictivos, estableciendo el cumplimiento de una pena privativa de la libertad, acumulativamente (y no alternativamente) al pago de multa, es decir, dos penas principales para un mismo delito.

Publicado en: Libertad y seguridad

El Peligro de Guerra Atómica: Una reflexión geoestratégica

Pablo Rafael González

Formato: Paperback

Idioma: 3

Formato: PDF / Kindle / ePub

Tamaño: 6.03 MB

Descarga de formatos: PDF

La Iglesia sigue interpelando a todos los pueblos y a todas las Naciones, porque s�lo en el nombre de Cristo se da al hombre la salvaci�n. El nuevo texto constitucional obliga a todas las autoridades del país a promover y proteger los derechos humanos, es decir, no sólo hay obligación de no violarlos, sino la exigencia de alinear procedimientos, actores y normas que aseguren el mejor arreglo institucional que permita su ejercicio pleno.

Publicado en: Libertad y seguridad

Nacimiento y desarrollo de la tolerancia en la Europa

Formato: Paperback

Idioma: 3

Formato: PDF / Kindle / ePub

Tamaño: 14.71 MB

Descarga de formatos: PDF

Page generated Thu Nov 3 13:21:30 2016 on pp1 - Hash code: 3fx+pS1AaMt/rv3Dd69g4g Juan Pablo II, Discurso a la UNESCO (2 de junio de 1980), 14: AAS 72 (1980) 744-745. 892Juan Pablo II, Discurso a la Quincuag�sima Asamblea General de las Naciones Unidas (5 de octubre de 1995), 14, Tipograf�a Vaticana, p. 18; cf. tambi�n Id., Discurso al Cuerpo Diplom�tico (13 de enero de 2001), 8: AAS 93 (2001) 319. 893Juan Pablo II, Discurso a la Quincuag�sima Asamblea General de las Naciones Unidas (5 de octubre de 1995), 6, Tipograf�a Vaticana, p. 10. 894P�o XII, Radiomensaje de Navidad (24 de diciembre de 1941): AAS 34 (1942) 16. 895Juan Pablo II, Discurso a la Quincuag�sima Asamblea General de las Naciones Unidas (5 de octubre de 1995), 3, Tipograf�a Vaticana, p. 7. 897Cf.

Publicado en: Libertad y seguridad

La reforma rural para la paz

Formato: Paperback

Idioma: 3

Formato: PDF / Kindle / ePub

Tamaño: 11.24 MB

Descarga de formatos: PDF

Toda persona natural o jurídica ofendida o injustamente aludida por algún medio de comunicación social, tiene derecho a que su declaración o rectificación sea gratuitamente difundida, en las condiciones que la ley determine, por el medio de comunicación social en que esa información hubiera sido emitida. Los padres de familia, la comunidad, los maestros y los educandos participarán en el desarrollo de los procesos educativos.

Publicado en: Libertad y seguridad

El año que soñamos peligrosamente (Pensamiento crítico)

Formato: Paperback

Idioma: 3

Formato: PDF / Kindle / ePub

Tamaño: 5.38 MB

Descarga de formatos: PDF

Las aguas del subsuelo pueden ser libremente alumbradas mediante obras artificiales y apropiarse por el due�o del terreno, pero cuando lo exija el inter�s p�blico o se afecten otros aprovechamientos; el Ejecutivo Federal podr� reglamentar su extracci�n y utilizaci�n y a�n establecer zonas vedadas, al igual que para las dem�s aguas de propiedad nacional. Las normas invitan a jugar, el árbitro hace que todos estemos en las mismas condiciones respetando las normas.

Publicado en: Libertad y seguridad

Derechos Humanos Y Cristianismo (Educar Práctico)

Formato: Paperback

Idioma: 3

Formato: PDF / Kindle / ePub

Tamaño: 11.69 MB

Descarga de formatos: PDF

En lo referente a la financiaci�n de la PESC, el art. You can only upload videos smaller than 600MB. La ley determinará la forma y requisitos para la explotación racional de los recursos forestales y su renovación, incluyendo las resinas, gomas, productos vegetales silvestres no cultivados y demás productos similares, y fomentará su industrialización. Mientras subsista el Estado de Guerra, el Congreso se reunir� con la plenitud de sus atribuciones constitucionales y legales, y el Gobierno le informar� motivada y peri�dicamente sobre los decretos que haya dictado y la evoluci�n de los acontecimientos.

Publicado en: Libertad y seguridad

Comentarios recientes

    Categorías